Seguro para tu vehículo

Ahorra tiempo y dinero, déjanos tus datos y los de tu vehículo y nos pondremos en contacto contigo para ofrecerte una propuesta.


He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad.

Preguntas frecuentes

Es un contrato en forma de póliza por el cual una Entidad Aseguradora se hace cargo de los daños que pueda sufrir o causar el vehículo asegurado.

La cobertura del seguro es obligatoria y debe tener un carácter permanente, con independencia del uso que se haga o pueda hacerse del vehículo.

Un vehículo implica un riesgo para terceras personas y el seguro nos permite transferir ese riesgo a las Entidades Aseguradoras.

Cubren desde la Responsabilidad Civil básica obligada por Ley hasta cualquier daño que pueda sufrir por causas ajenas a nuestra voluntad.

Influyen diversos factores como la antigüedad del carné de conducir, la del propio vehículo, las características técnicas o la localización del automóvil, entre varios. El más importante es la siniestralidad del conductor/tomador del seguro.

No es obligatorio aunque sí se recomienda en el caso que el vehículo lo conduzca más de una persona habitualmente.

Es un porcentaje o cantidad fija que la Entidad Aseguradora pacta con el asegurado para limitar la indemnización por los daños de un siniestro, tanto en un mínimo como un máximo.

Para el conductor, el documento obligatorio es el permiso de conducción; para el vehículo, el permiso de circulación y la ITV. Desde 2008 no es obligatorio llevar encima una copia de la póliza de seguro ni el último recibo, ya que las autoridades puedes comprobar esos datos telemáticamente.

Dado que el seguro de automóviles es una obligación legal, se impondrán sanciones correspondientes según el caso. La cuantía de esta sanción oscila entre los 650 y los 2.800 euros, dependiendo del tipo de vehículo y del tipo de permiso exigido para conducirlo.

Sí. El seguro obligatorio es válido en todos los países de la UE y cubre los daños personales o materiales causados a personas distintas del conductor en caso de accidente. Sin embargo, no cubre otros costes (como, por ejemplo, los de reparación del propio vehículo).

Para el seguro voluntario, verifica las condiciones de tu póliza antes de viajar al extranjero, ya que las aseguradoras pueden aplicar normas diferentes en cada país.